sábado, 16 de marzo de 2019

Reciclando que es gerundio


¡Hola chicas…!
Pues sí, esta vez ha tocado coger esa dichosa caja de retales e intentar darle un buen baldeo. ¿Lo he conseguido…? Pues no, eso es… la mochila de Doraemon.


Con los trocitos más grandes que conseguí reunir hice cuatro bloques de Nine-Patch y con un par de cortes ¡surgió la magia!. Todos unidos han dado lugar a este cojín que me encanta.


Con el acolchado he disfrutado como una enana y a pesar de que soy consciente de que he de mejorar, el resultado me ha satisfecho bastante.


Siguiendo con el rebusque, otro cojín de tiras para mi silla de coser (aunque lo que me hace falta es cambiar la silla entera, ¡pero en fin…!), como las maquinas de hoy día son de sobremesa la altura correcta para coser queda algo alta y si a eso le unimos que a una la hicieron debajo un puente… pues eso, donde no llego yo… que llegue el cojín jajaja…


Continuando con las tiras, salieron dos fundas para el móvil que la verdad a mi me resultan de lo mas practicas.


Por detrás un mosquetón para colgarlo en la trabilla del pantalón, así lo tienes a mano.


Y por si queda alguna duda de su utilidad un “charm” con forma de teléfono que en castellano es un “encanto”.


Y  ya, con los restos de los restos una de esas tiras para recoger el cable de la plancha o el cable que convenga, que es una tontería de esas que no sé porque razón me chiflan.

Y hasta aquí ha llegado mi reciclaje, supongo que seguiré rebuscando cual “trapera” jajaja…
Besos








lunes, 4 de marzo de 2019

Sujetadores


¡Hola chicas…!
Hoy os traigo un personaje de lo más invernal y que ya os digo yo que cuando mas lo usare será en verano.


Resulta ser que Gema, con la intención de seguir un año más con su Costuraño nos propuso hacer un sujeta puertas  como reto del mes de Enero y aunque ella nos dio ideas, yo opte por hacer un pingüino. ¿Por qué…? Pues porque su ubicación seria la habitación de mis hijas ya que por su orientación es la más fría de la casa en invierno y la más calurosa en verano y a mis hijas les pareció lo más apropiado.
En las madrugadas estivales esa puerta empieza con su pon, pon, pon… (Y por mucho que pon, nadieeee se levanta a ponerle remedio… bueno alguien si…YO) lo curioso en que solo lo hace de madrugada y hasta ahora lo solucionaba de la misma manera que hace el común de los mortales, ponía una chancleta, una bamba cualquier cosa que pillara a mano. Bueno ahora el problema está resuelto solo espero que el pobre pingüino no acabe sufriendo las patadas de todo el que tropiece con el.


Ahora os enseño un acerico que he realizado para mi mundillo de encajes. Una encajera necesita tener a mano ciertos aperos encajeriles como las tijeras, un ganchillo… la verdad es que en el mundillo la única opción que tienes es sujetarlo con un alfiler y confiar en que las tijeras no se caigan y se fastidie la punta, cosa que a mí me da muchísima rabia. Tras valorar las necesidades y estudiar el diseño me salió este acerico que espero me solucione esos inconvenientes.


En los laterales he hecho un bolsillo para las tijeras las cuales quedaran aseguradas mediante una tira con un automático.


En la parte superior unos departamentos para el ganchillo.


En el otro lateral otro bolsillo, además le he incorporado un librito guarda agujas para tenerlas a mano. 



Ahora solo queda estrenarlo y ver si realmente cumple con mis expectativas.
Ya os contare…
Besos








domingo, 24 de febrero de 2019

Cosas de ayer y de hoy


¡Hola chicas…y chico!
Hoy de nuevo os sigo enseñando cositas pendiente y otras de reciente ejecución.     


Para empezar os muestro un muestrario (valga la redundancia) de puntos de encaje. Esta labor la he realizado en compañía de unas compañeras a las que no conozco en persona pero con  las que comparto “aventuras bolilleriles” desde hace ya varios años. A sido un SAL dirigido por Ana a la cual quiero desde aquí agradecer su paciencia y entrega. ¡Esto era un “pendiente"!

Como trabajo más actual están estos saquitos de semillas, concretamente de semillas de soja y lavanda. En el interior he hecho un saco dividido en varios compartimentos con el fin de que su relleno quede repartido. En cada compartimento he añadido una cucharadita de flor de lavanda que le proporciona un aroma muy sutil y relajante. Les he hecho una funda con unos bordados que para mi gusto han quedado de lo más presentable.  


Este es para mi hermana.


Este otro para mi sobrina Paula.


Este para mi sobrino Javi.



Y este último pero no por ello menos importante para Duke el perro de mi hermana que es una pasada de listo. Yo creo que es al que más le ha gustado.


Este pilla su saco calentito y no lo suelta ni patras’ Jajaja… ¡La madre que matriculo al perro!  


Y ahora os enseño una sorpresita que he recibido y que para nada esperaba, aunque he de reconocer que cavia la posibilidad.
En el SAL Costuraño en que llevo ya tres años participando y en el que si cumples con todos los retos del año participas en el sorteo de un lote de artículos para la costura, este año me ha tocada “AMI”. El lote es una pasada de chulo, con artículos que no conocía y con otros que me son más familiares y que pasaran a engrosar (que le hacía falta jajaja…) mi mercería particular. Gracias a Gema y Anna.

Bueno chicas hasta aquí la entrada de hoy, me voy de visita por vuestros blogs que es otra de los hobbies que tengo.
Besos





domingo, 10 de febrero de 2019

Recalculando el recorrido


¡Hola Chicas…!
Hoy a tocado revisar mi carpeta de trabajos por publicar para no repetirme así que, como diría el  Tom-Tom  “Recalculando el recorrido”.
Como ya sabéis, el año pasado participe en el SAL que organizo Gema en su blog Con las manos en la aguja .Os enseño algunos de los retos propuestos, a ver qué os parecen.


En primer lugar YO.
No es cuestión de mala educación, si no, de enseñaros mí Tilda yo. Este fue el reto del mes de  Mayo.
Como madrugo bastante casi siempre estoy cosiendo en “traje de noche” y ya que la Tilda tenía que ser personalizada, pues que mejor clonarme tal cual.


Mis melena de rizos y todos los cachivaches que suelo llevar encima.


También replique mi flamante mandil de costura, otro de los retos de este SAL y que os enseñe aquí


Hasta su máquina de coser tiene. Esta última, obra de “mi churri” que es muy mañoso jajaja…


En Octubre toco reto solidario y repetido. De nuevo un cojín solidario con la lucha contra el cáncer. Esta vez con mensaje incluido. El anterior fue este . 


Y en Diciembre tocaba reto fácil así que una funda para mi cesta de limones que buena falta le hacía.
Han quedado cosillas en el tintero pero tampoco se trata de saturar al personal ¿verdad chicas?
Besos.








sábado, 2 de febrero de 2019

¡Tengo un retraso!


¡Hola chicas…!
Pues sí, tengo un retrasoooo…
¡Eeeeeeeeeeeeeeeh quitas paras…! ¡Ya podeis guardar la mantilla y la peineta que no van por ahí los tiro! ¡Que os gusta mucho una fiesta…! Jajaja…
Como ya os comente en la entrada anterior el exceso de obligaciones hace que no publique con tanta asiduidad, de ahí que tenga “tanto retraso” en enseñaros las labores que he ido realizando y sin embargo no os he enseñado (lo veis mal pensadas, como no iba por ahí la cosa… jajaja)


Allá por el mes de Abril me tope un una de las tantas matrices que tengo para mi “Berni” y decidí probarla para ver que salía. El resultado como veis, un unicornio la mar de dulce y que más tarde se convirtió en un neceser puesto que yo, como ya sabéis… ¡no tiro nada! 


También hubo días de costura a mano, concretamente la de estos pañuelos de encaje. Una labor lenta pero cuando descubres que la costura queda apenas perceptible es una gran satisfacción ya que es el objetivo.


Otra labor de encaje, esta con una dificultad mínima y una realización rapidita pero no por ello menos espectacular y si no, juzgarlo vosotras mismas. ¿A qué queda bonita mi gargantilla?


Como cada año, en el pueblo vecino tiene lugar la “Trovada de Puntaires” (Encuentro de Encajeras) y la organización acostumbra a hacer un sorteo de alguna pieza de encaje entre todas las encajeras asistentes. Este año la realización de dicha pieza corrió a mi cargo y elegí este medallón a juego con los pendientes que gusto muchísimo.


Mirad la cara de satisfacción de la Señora a la que toco el premio.

Vamos a por más cositas…


Una bolsa para la ropa interior personalizada y por partida doble, el nombre del chico y un bordado que sin lugar a dudas forma parte de su piel jajaja… ¡Borracha tengo que estar yo para acercar una aguja así a mi cuerpo…! ¡Ay que ver cuánto daño han hecho los calamares…! jajaja...


Ahora os enseño unas mascaras de dormir que realice para las vacaciones. A mi esto la verdad me resulta un tanto “pijotero” pero soy de esas personas que como entre el más mínimo haz de luz en la habitación, se acabo el dormir y en verano como amanece muy temprano no es difícil que eso ocurra, además si estas de vacaciones despertarse a las 6 de la mañana “mosquea un poquito".


También y para las vacaciones una bolsita para las llevar en la maleta unas cuantas pinzas de la ropa, por si tienes que darle un enjuagón a esa prenda que no te importa llevar puesta todas las vacaciones porque es tu favorita.  Eso sí, solo te pones esa, pero la maleta va que revienta de “por si acasos” jajaja…

Y otra de pintura…
    

Unos bolillos pintados a mano y con el nombre de todos los miembros de “mi family”. Otra chorradita de las mías pero mira tú… ¡en algo me tengo que entretener!

De momento y para no hacer la entrada tan larga aquí lo dejo, en próximas entregas habrá más… porque os aseguro que hay más jajaja…
Besos





domingo, 13 de enero de 2019

Propósitos para este Año


¡Hola chicas…y chico!
Con la entrada de hoy y primera de este año que acabamos de empezar me he marcado el reto de volver a publicar en mi blog con cierta asiduidad. Últimamente tengo poco tiempo para dedicar a mis hobbies y el blog queda relegado a un segundo plano.
No obstante en cuanto tengo un ratito sigo haciendo cositas y para no liarme (aunque seguro lo haré...) os mostrare lo que he realizado durante el mes de Diciembre pasado.


En Navidad las amigas del taller de Patchwork nos hacemos un detallito como regalo y este año se me ocurrió hacer unos neceseres para llevar los hilos, tijeras, dedal…


He de decir que a las chicas les gusto mucho y todas están ya haciendo uso de el.


Para otro de los grupos el detalle consistió en unas tijeras con su funda. 


Aunque es un regalo más pequeño tuvo un éxito estupendo, quizás porque no se lo esperaban.


También hemos llegado al final del  SAL Costuraño en el que como sabéis participo. Este último proyecto tocaba reto fácil y consistía en forrar una cesta de mimbre. Yo lo hice con una que tenia para poner los limones y la verdad es que vestirla le ha sentado muy bien.
Por hoy os dejo, quiero darme un paseíto por vuestros blog y eso me lleva su tiempo ya que cuando lo hago suelo recrearme jajaja…
¡Feliz Año a todas!
Besos