martes, 14 de febrero de 2017

San Valentín 2017



¡Hola chicas…!
Después de varios días intentando hacer una entrada, ¡por fin! encuentro el ratito para hacerlo.
La verdad es que tampoco he tenido demasiado tiempo para dedicar a mis chorraditas. Aun así, he aprovechado unos bordaditos que tenia y que me venían muy a cuento para el día de hoy, San Valentín. 

  
Empezaremos por este corazón muy rollo pastelero y que yo he convertido en un perfumador de armario.


Con este otro he decidido hacer un Pinkeep, artilugio que no tengo ni idea que finalidad tiene a excepción de la meramente ornamental. Esta vez, lo voy a utilizar para desearle a “mi churri” un Feliz San Valentín, que aunque a el no le van los rollos románticos ni el azúcar ya se sabe, que con los años, una coge confianza y si hay algo que sabes le molesta se te despierte ese diablillo interior que todas tenemos y allá que vas Jjj…


Para terminar, un pequeño pañuelo de encaje que hace tiempo que acabe y que esperaba encontrarme con el valor necesario para coserlo y por tanto darlo por finalizado. Conseguir que esa costura quede lo más discreta posible es todo un reto y aunque creo que progreso adecuadamente, también creo que necesito mejorar. Pero eso... lo hará la práctica.
Besos





domingo, 22 de enero de 2017

Cosas de invierno


¡Hola chicas…!
¡Vaya frío que tenemos! 


Quizás sea lo que me animo a coger de nuevo las agujas de calcetar y a realizar estos calcetines tan calentitos. En un principio eran para mí, pero resulta que no había llegado aún al talón cuando “mi churri” se percato de lo que hacía y me soltó a bocajarro y sin esperármelo… ¿son para mí? Creedme que esto viniendo de el, es un alago, por regla general la pregunta es ¿otro trasto? Jjj… Así que, seguí tejiendo y… Si cariño, son para ti… Jjj…


Por otro lado también he estado dándole a los bolillos. Esta vez un colgante en punto de filigrana que ha su destinataria le ha encantado. ¡Me alegro, esa era la intención!


Y ya para mí, os enseño mi desayuno, muy de invierno. ¡Migas extremeñas, Dios como me gustan! La receta es de mi madre y aunque yo las hago tal y como ella me ha explicado las migas de mi madre son…”las migas de mi madre”.
Besos



sábado, 7 de enero de 2017

Noche de Reyes

¡Hola chicas…!
¿Qué tal han ido las fiestas?, espero que bien.
Las mías de lo más intensas, aunque para intensa, la noche de Reyes.
Yo no sé si a muchas de ustedes les ocurre lo mismo, pero resulta ser, que en mi casa hay “Reina Maga”. Bueno, “Rey Mago” también, pero ese, en cuanto termina la Cabalgata y se mete entre pecho y espalda un chocolate con churros para mitigar el frío que ha pasado esperando que sus Majestades lleguen de Oriente, hacia el único sitio que “orienta” sus pasos es hacia la cama y ahí te quedas tu con to’ el tinglao’, ¡Mi Reina!
Las chicas por supuestísimo quieren ver una “peli”, aunque tienen más sueño que La Bella Durmiente en una fábrica de agujas. Total, que la “Reina Maga” se arma de paciencia y a esperar… ¡a que la saquen de quicio! Porque cuando por el rabillo del ojo ve que están pegando cabezazos, pega un berrio’ y todo el mundo desfilando hacia el sobre.
Llega el momento de empezar su trabajo y liar, envolver, pegar, colocar, pensar... ¿dónde escondí esto…? ¿dónde puse lo otro…? ¿lo he puesto todo…? ¿los nombres están donde corresponde…? ¡Aaaaaaaaaaaaaah, Dios mío!
Total, que a las tres menos cuarto de la noche, “La Reina” esta ya hasta el mismo “perrengue” de tanto papel de regalo, cintas, tijeras y demás fornituras. Así que, me cogí la botella de anís y la bandeja de los polvorones y me tome una copita a mi salud… ¡Por lo bien que lo he hecho! A las seis de la madrugada me desperté en el sofá, la botella de anís vacía… ¡la madre que par**… a los Reyes Magos, se han trincao’ el anís y san’ pirao'! Jjj…


¡Bueno… por lo menos me han dejado algo! Jjj… ¡Buf… me duele la cabeza…!
Besos.

sábado, 31 de diciembre de 2016

Última entrada del año

¡Hola Chicas!
Pues... que digo yo, que ya que cada semana procuro quedar con todas vosotras en este mi humilde rinconcito, hoy no quería perderme la cita. Os enseño las últimas chorraditas que he hecho.


Este corazón con paisaje navideño en la técnica del Redwork y añadiéndole un poco de color con ceras. Hace unas semanas que lo hice por ver que tal quedaba y en estas navidades he decidido darle utilidad. Ahora cuelga de la maneta de la puerta de entrada a mi casa y a pesar de que ya hay alguien que protesta porque le molesta a la hora de abrir con la llave… ¡Ahí esta… to’ chulo! ¡…y que no se le ocurra quitarlo que la tenemos…! 


En Cataluña el día de San Esteban es festivo y yo aprovecho para invitar a mis padres a comer.
Me encanta poner la mesa “chula “y este año me dio por poner identificadores, son de lo más sencillito pero me pareció una idea muy original y que encontré por la red. ¿A que si?


Y para un día tan especial como hoy en el que la mesa ha de lucir espectacular no podía faltar un centro de mesa. Tengo una vajilla con unas violetas que me encanta y he decidido conjuntarlo todo. Ya hace un tiempo que hice estas orquídeas. Son un bordado FSL de OESD y aunque en principio las hice por ver qué era eso de los bordados FSL no le había dado uso hasta ahora. Las violetas y sus hojas están hechas en fieltro y la verdad es que tienen un colorido muy bonito.


Como detalle, para cada comensal he utilizado las mismas violetas en un ramillete adornado con un lazo plateado, para darle un toque propio de estas fiestas pero sin saturarlo demasiado.


Y llegados a este punto... 


Solo me resta desearos una muy buena salida de año y una mejor entrada, que el 2017 os proporcione todo lo que no obtuvisteis en el año anterior y que la felicidad inunde vuestras vidas.
Gracias a todos y a todas los que pesáis por aquí dejéis o no comentario, sabéis que sois la sal de este humilde blog.
Besos.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Ahora sí que si...



Si en la anterior entrada os mostré mi empeño en enfatizar con el Espíritu Navideño, en esta ya es que he echao’ los restos Jjj… A sí que, le he abierto la puerta y le he permitido el paso para que campe a sus anchas.


Empezamos por el centro de mesa. Un pueblecito nevado muy típico de Navidad. Esta realizado en fieltro e hilo dorado y lo he montado sobre una copa plana de cristal con una guirnalda de hojas de abeto y bolas de acebo y por supuesto, nieve, mucha nieve.


Si de día luce bonito, de noche luce mejor… 


Y de pueblo me ha quedado este árbol estilo country. Lino rustico combinando telas de algodón y fieltro. ¡Me encanta!


Para darle alegría a un par de puertas, dos paneles con un personaje muy gélido. Este salió publicado una revista de Patchwork. 


Y este otro, fue diseño de mi hija mayor y algún toque mío.

 

Y otro personaje de estas fechas, Papa Noel. Son tan bonitos que no supe cual elegir así que hice dos.


Con el trabajo que tiene que hacer en una sola noche el pobre abuelo, pensé que no le vendría nada mal una ayudita Jjj... 


Y ya puestos a asumir retos me lié con este cuadrito de Patchwork sin aguja. Es la primera vez que hago algo en esta técnica y la verdad he disfrutado muchísimo.
Bueno pues llegados hasta aquí, declaro instaurada la Navidad en mi casa. Así que, de momento, aparco la aguja para llevar acabo otros “quehaceres”, también muy típicos de la Navidad Jjj…


No me despediré sin agradeceros a todos y todas los que pasáis por aquí vuestro apoyo y cariño a modo de comentario, sabéis que sois la sal de este humilde blog.
Besos.

jueves, 8 de diciembre de 2016

Poniendo empeño

¡Hola Chicas...!
Aprovecho un ratito para mostraros unas cosillas que aunque ya ha llovido bastante desde que las hice, nunca os las había enseñado.


Me pidieron algo original para una exposición de encajes y me pareció que esto estaba poco visto.  


Antes de devolverlo a su baúl, os lo enseño, a ver qué os parece.

Estas labores aparecieron publicadas en una revista Burda del año de “La Pico” y me parecieron muy originales, además para añadirle un poco de alegría le puse hilo de color y quedaron así de chulis.
Como ya sabéis, yo no soy de mucha Navidad, quizás por lo que el consumismo la ha desvirtuado ¡Pero en fin! A lo que no me puedo resistir es a hacer “chorraditas” de esas que se encuentran por la red y que no quieres para nada en concreto… ¡Pero mira…! Tú las haces y otro trasto mas para casa, que tiene falta Jjj… ¡Mi marido cualquier día de estos le prende fuego a la casa conmigo dentro…! Jjj…


Este cervatillo seguro que estáis hartas de verlo. ¡Pues hala, echadle un vistazo al mío que total no os va a venir de ver uno más! Jjj… Cien por cien reciclado, y por cierto ¡hip…! lo he hefchooo ¡hip! con mufxaaa alegría ¡hip…! Jjj… 


Y lo que ya es el colmo del reciclaje son estos detalles Navideños. Están hechos con las argollas de las garrafas de agua, un resto de lana que tenía en un cajón perdido, restos de lino rustico y restos de una tela con motivos navideños.
He de decir que la idea surgió de una entrada que hicieron las chicas de Decosurvintage ¡Son las reinas del reciclaje! Yo… una aficionada Jjj…  
Pues ya veis, si no me acaba de llenar la Navidad… ¡No es porque no le ponga empeño! Jjj…
Besos.