miércoles, 16 de agosto de 2017

Lo que no os enseñé



Pues… que ya estoy otra vez aquí. Aprovecho el parón veraniego para asomarme a este mi humilde rinconcito.
A pesar de estas calores que a mi me matan, no creáis  que he permanecido cual lagarto al sol, nada más lejos de mi intención. Os enseño cositas de las que he ido haciendo y que por una cuestión u otra no os había enseñado.


Como ya os he contado en alguna ocasión estoy participando en el Costuraño de Gema y de ahí que yo hiciera este neceser íntimo.


En su interior un bolsillo para las compresas o salva-slips y anillas para los tampones. 




Otro neceser también muy para lo interior. En ropa de lino combinada con algodón en tono rosa.


El compartimento del medio con cierta holgura para los sujetadores, de ese modo no se deforman las copas. 


Las braguitas en los costados, cada cosa en su sitio. 


Y otro neceser más, este para los cables y cargadores de todos esos artilugios que llevamos a todos sitios y sin los que ya no podemos vivir.


He aprovechado un bordadito que tenía aparcado (y nunca mejor dicho) y que combinado con este lino y el algodón grana, queda muy bien. Para llevárselo en la maleta estas vacaciones va de fabula. ¡A este, ya le ha salido novio!


Otro trabajito que quedo aparcado la primavera pasada y que por fin he terminado. Cojines nuevos para mi sofá. Estos los he realizado con la ayuda de mi “Berni”, el bordado es un diseño de AnitaGoodesing concretamente de su álbum Country Tulip. Cuando los empecé, (ingenua de mi) creía que los tendría hechos en un plis plas y la verdad es que se han llevado su tiempo. 


Otra chorradita que ya hacía tiempo le tenía yo echado el ojo y que me hacía mucha gracia hacer. Tiras para sujetar el cable de la plancha. Como la mayoría de vosotras yo también tengo mi caja de “cachitos” y he aprovechado para darle algo de holgura a la susodicha. Como quien hace una, hace tres, pues hay están un trió de lo mas colorido.


También he bolillado un poquito. Una pulsera de encaje con un reseguido de cola de ratón en gris perla, y piedritas de Swarovski.
Y por hoy y para no cansaros, creo que ya es suficiente, así que me despido deseándoos que sigáis disfrutando del verano.
Besos






domingo, 2 de julio de 2017

50 Años no es nada



¡Hola chicas…y chico!
Si, ya se, cuantísimo tiempo, pero aquí estoy de nuevo cual Ave Fénix o río Guadiana que nos cae como más cercano Jjj…
La verdad es que la occisión lo merece y no podía por menos que enseñaros un detallito que he hecho para mis padres y de paso hacerles un pequeño homenaje.


Se trata de un cuadro conmemorativo de su 50 Aniversario de Bodas. Estoy encantada de cómo ha quedado, creo que es fino a la par que elegante. Las copas de cava están realizadas en encaje de  bolillos con hilo cristal y metalizado, la placa impresa al láser técnica que me ha dejado bastante impactada por el resultado.


Por supuesto el envoltorio debía seguir la temática nupcial y tal y como a mi me gusta ser discreto. Un lazo de lamé dorado acompañado de otro de tul y es suficiente.
Ya solo me queda desearles a mis padres un Feliz Aniversario de Bodas, 50 años al lado de una misma persona da para muchas anécdotas, las mismas que ahora nos sirven para reírnos cuando nos juntamos todos.
Besos




lunes, 1 de mayo de 2017

Comuniones



¡Hola chicas…!
Aprovechando que estamos en época de Comuniones os enseño unos cuantos detallitos que hice cuando una de mis chicas hizo la suya. Son detalles rápidos de realizar y he pensado publicarlos por si hay alguien a quien le de idea.


Esta es la bandeja en la que puse todos los detallitos de recordatorio. Como podéis ver el color dominante es el “groc” (amarillo) y es que es el color preferido de mi “pelleja chica”.
Como adorno le puse unas flores de tela y una mariposa hecha con yoyos.


Estos son los detallitos. El archiconocido guarda pañuelos, aunque yo en su interior puse chocolatinas.


También hice las tapas para la foto de Comunión, como detalle otra mariposa en una de las telas del conjunto. Creo que son cositas muy asequibles y para nada difíciles.



Algo que también hice en aquel entonces fueron los guantes de encaje para mi niña. Ya se los había hecho a la mayor así que para evitar “pelusillas” me toco hacer lo de las natillas… ¡Repetimos! Jjj…



Y este es otro detalle que hice para otra Comunión, esta vez la de mi sobrina Paula. Para mi gusto, es uno de los pañuelos de encaje más bonitos que he hecho, no me canso de mirarlo (en foto, evidentemente el original lo tiene ella) ¡Me encanta!
Pues nada chicas, hasta aquí la entrada de hoy.
Besos






domingo, 23 de abril de 2017

Mollerussa 2017



¡Hola chicas…!
Hoy en Cataluña festividad de San Jordi. Ya sabéis, toca rosa para ella y libro para el.
Yo he dedicado prácticamente todo el día a los encajes. En Mollerussa se celebraba la 20ª Trobada de Puntaires (Encuentro de Encajeras) y aunque hasta última hora no me he decidido a ir, el caso es que me eche mi cojín al hombro y carretera y manta.


En esta trobada tiene lugar el concurso de puntillas y resulta ser que este año el premio a la modalidad de encaje de guipur me lo he llevado yo. ¡Estoy que no me lo creo!

Mis trabajos en anteriores ediciones los podéis ver aquí, aquí y aquí.


La labor con la que he participado es este abanico con onda de pluma y guipures cruzados, la verdad es que es muy entretenido de hacer y como veis queda muy bonito. Ahora he de darle el último empujón y montarlo en el varillaje correspondiente que la destinataria está impaciente por tenerlo en su poder ¡no sea que me arrepienta! Jjj…
Besos