domingo, 2 de julio de 2017

50 Años no es nada



¡Hola chicas…y chico!
Si, ya se, cuantísimo tiempo, pero aquí estoy de nuevo cual Ave Fénix o río Guadiana que nos cae como más cercano Jjj…
La verdad es que la occisión lo merece y no podía por menos que enseñaros un detallito que he hecho para mis padres y de paso hacerles un pequeño homenaje.


Se trata de un cuadro conmemorativo de su 50 Aniversario de Bodas. Estoy encantada de cómo ha quedado, creo que es fino a la par que elegante. Las copas de cava están realizadas en encaje de  bolillos con hilo cristal y metalizado, la placa impresa al láser técnica que me ha dejado bastante impactada por el resultado.


Por supuesto el envoltorio debía seguir la temática nupcial y tal y como a mi me gusta ser discreto. Un lazo de lamé dorado acompañado de otro de tul y es suficiente.
Ya solo me queda desearles a mis padres un Feliz Aniversario de Bodas, 50 años al lado de una misma persona da para muchas anécdotas, las mismas que ahora nos sirven para reírnos cuando nos juntamos todos.
Besos