miércoles, 19 de marzo de 2014

Día del Padre



Lunes: Mama el miércoles es el “Día del Padre”. ¡Vale, cariño el miércoles es el “Día del Padre”!.
Martes: Mama mañana es el “Dia del Padre”. ¡Vale cariño mañana es el “Día del Padre”!.
Miércoles: Mama hoy es el “Día del Padre”. ¡Valeeeeeeeeeeeeeeeee carajooooooo, ya os  pilloooooooooooooo! Y si, ¡de vuestro padre me estoy acordando en estos momentos, grrrrrrrrrrrrrrr! ¡En Mayo es el “Día de las Madres”, a ver si le ponéis el mismo énfasis!.
Pues que sepáis moninas que es “vuestro padre”, no el mío, yo por suerte también tengo un padre (por cierto ¡Felicidades papa! te quiero mucho), y no le doy el coñazo a nadie.
Este es el ritual de tooooodos los años y total para que YO me rasque el bolsillo y YO me coma la olla con el regalo del “Día del Padre”. ¿Pues sabéis que os digo…? que este año voy a ser de lo más clásica he pensado en…una CORBATA.


Además, os aseguro que a esta, no creo que le de tiempo de pasársele de moda. Una corbata de lo más dulce, hojaldre y nata, ¡riquísima y fácil de preparar! eso si hay que hacer guardia al lado del horno tiene tendencia a ponerse morena enseguida.


Con los recortes del hojaldre hice estas pastas individuales ya sabéis que yo… ¡no tiro "na" de "na"! y en mi casa hay mucho pescuezo para una sola corbata ja, ja, ja...
¡Felicidades a todos los padres, Joses, Josefas, Pepes y Pepitas! 
Besos.




domingo, 9 de marzo de 2014

Peucos



No tengo el ánimo pa´bollos y tumbada en el sofá me miro los pies… ¡feísimos, tengo unos pies feísimos! 
Esto me ha recordado que días atrás, cuando me dio por el punto de media y hablando con Rosita del tema, me explico cómo hacia ella unos peucos. 

 

Como no me pudo estar quieta probé siguiendo sus instrucciones y este fue el resultado, creo que este tipo de lana lo tengo que tejer con agujas más finas, para mi gusto han quedado un tanto flojos, aun así  ya se los ha agenciado mi niña pequeña (aquí no se desaprovecha na), así que tengo dos opciones: o me hago otros o dejo de mirarme los pies.
Besos

domingo, 2 de marzo de 2014

Carnaval 2014



Este año después de tener una relación algo más que estrecha con la farmacia decidí hacerle un homenaje ¡Madre mía, estoy de médicos, medicamentos y hospitales hasta el mismísimo moño!.

¡Madre mia, en medio de mis niñas y visto desde fuera me veo un poquito mierdecilla!
Estos trabajos son divertidos de hacer pues además de poder dar rienda suelta a la imaginación no es precisamente lo que coses cada día, supongo que ahí reside su gracia. Como es habitual en mi, y con el fin de no gastar demasiado, (por si no os habéis enterado estamos en crisis, y yo, los únicos brotes verdes que veo son los de la soja), tire del repertorio de trapos que acumulo en mi armario y como también es habitual en la puñetera ley de Murphy, siempre necesitas aquello que no tienes, de todos modos no creo haber derrochado demasiado, ¿que os parecen?  



 

Mi pequeña quiso colaborar en el carnaval de su antiguo colegio echando una manita con los mas chiquitines (cuando uno acaba de empezar la ESO ya es muyyyyy mayor), para la ocasión le hice este sombrero, creo que quedo gracioso, ¿os gusta?.
¡Pues hala, ya se paso el Carnaval!, ahora a por la próxima fiesta que supongo es Semana Santa, así que, os dejo que me iré preparando la mantilla y la peineta por que lo que es yo, de costalera ya os digo que no, ¡bastante tengo con llevar a cuestas mi propia cruz… ja, ja, ja!