domingo, 2 de marzo de 2014

Carnaval 2014



Este año después de tener una relación algo más que estrecha con la farmacia decidí hacerle un homenaje ¡Madre mía, estoy de médicos, medicamentos y hospitales hasta el mismísimo moño!.

¡Madre mia, en medio de mis niñas y visto desde fuera me veo un poquito mierdecilla!
Estos trabajos son divertidos de hacer pues además de poder dar rienda suelta a la imaginación no es precisamente lo que coses cada día, supongo que ahí reside su gracia. Como es habitual en mi, y con el fin de no gastar demasiado, (por si no os habéis enterado estamos en crisis, y yo, los únicos brotes verdes que veo son los de la soja), tire del repertorio de trapos que acumulo en mi armario y como también es habitual en la puñetera ley de Murphy, siempre necesitas aquello que no tienes, de todos modos no creo haber derrochado demasiado, ¿que os parecen?  



 

Mi pequeña quiso colaborar en el carnaval de su antiguo colegio echando una manita con los mas chiquitines (cuando uno acaba de empezar la ESO ya es muyyyyy mayor), para la ocasión le hice este sombrero, creo que quedo gracioso, ¿os gusta?.
¡Pues hala, ya se paso el Carnaval!, ahora a por la próxima fiesta que supongo es Semana Santa, así que, os dejo que me iré preparando la mantilla y la peineta por que lo que es yo, de costalera ya os digo que no, ¡bastante tengo con llevar a cuestas mi propia cruz… ja, ja, ja!




 

4 comentarios:

  1. Geniales,pero geniales...................me encantan..........

    ResponderEliminar
  2. Como siempre me encantan tus disfraces, derrochas imaginación!
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Muy divertidos y originales, me encantan!!
    Besos!!

    Cande

    ResponderEliminar
  4. Menuda imaginación, me encantan todos los disfraces.
    Besos guapa.
    Chary :)

    ResponderEliminar