lunes, 29 de septiembre de 2014

Colcha whirlygiggles (¡anda que el nombre!)



¡Por fiiiiiiin…! no me lo creo ni yo.
Hace ya muuuuucho tiempo y con el mismo propósito de siempre (vaciar mi armario de trastos) me lié a hacer bloques whirlygiggles.


Primero me hice el patrón en plástico duro, mas tardes me volví loca con el rotary y a continuación con la máquina de coser. 




Cuando me pongo a hacer algo empiezo con mucho entusiasmo pero si algo me falla… es como que me desinflo por momentos y queda aparcado a la espera de un nuevo subidón.


Monte los bloque...


Los planche bien planchaditos... 

 

Aún así, conseguí hacer el top completo. 
El bajón vino cuando me dispuse a buscar un trozo de tela (lo de “un trozo”, es por decir algo, porque un trozo de 175cm X 200cm, no es un trozo… es más bien…un cacho ja, ja, ja…), a lo que iba… mira que tendré trozos, cachos, pedazos ¡Bendito Dios…! Pues ni uno que me llegara para la trasera, ninguno igual a otro… ¡hala otro aparcamiento!
Este verano por fin encuentro lo que necesito y es que, no es que no tuviera, sino que estaba en el fondo, allí, a lo “jondo der to”… y os aseguro que hay profundidad. Estiro mi trasera, pongo encima la boata, pongo encima el top y… MIER… la boata no me da para el ancho del Top. Para ir a la tienda en la que suelo comprar mis telas tengo que desplazarme unos cuantos kilómetros razón por la cual no puedo ir cuando quiero, así que PARKING dé nuevo.


Peroooo este fin de semana, en vista de que estaba cayendo el segundo Diluvio Universal y las posibilidades de salida se vieron reducidas a la mas mínima expresión, me dije a mi misma: de hoy no pasa, esta colcha no va a poder más que yo, estoy harta de ver ese top aparcado, con la boata hay enrollada, que abulta un montón. Empezamos otra vez, trasera, boata, top e imperdibles para perder la paciencia…
 
 
No le he hecho un acolchado muy allá, pero suficiente para sujetar las tres capas...


Además y para que no quede duda de que lo hice yo, le puse mi nombre.


Ahora a ver donde carajo lo meto, porque aunque esta todo más recogidito sigue abultando lo mismo. De momento lo he puesto en mi cama, se empieza a notar por la noche cierto fresquillo y no ha venido nada mal, así que ya esta estrenado no sea que venga alguna pájara y lo estrene ella ja, ja, ja …
Besos

10 comentarios:

  1. Uf, cuantas cosas me he perdido,
    pero esta colcha es una preciosidad.
    Me encanta.Y la has terminado en el
    mejor momento.
    Besos guapa.
    Chary ;)

    ResponderEliminar
  2. Desde luego el nombrecito se las trae, pero el resultado es sorprendente. Besicos cielo.

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla y que trabajazo!!besos

    ResponderEliminar
  4. jajaja me ha encantado tu historia, y quiero felicitarte por tu relato, y por el pedazo de colcha que por fin terminaste, felicidades!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Es la primera vez que escucho ese nombre, pero el resultado me encanta.
    Un besin

    ResponderEliminar
  6. Preciosa, te ha quedado preciosa. Enhorabuena.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Te quedó muy bonit, disfrútalo y no la guardes ;-)
    Besos y buen fin de semana.

    Cande

    ResponderEliminar
  8. Madre mia..te ha quedado divino..mira que eres graciosa como lo cuentas...pues precisamente eso giggles (sonrisitas)
    le viene a pelo !!
    Gracias por comentar en mi blog ..a veces creo que estoy como una tonta contando mis historias al viento y de repente alguien te arranca una sonrisita (giggles) ...ja ja
    Yo soy una enamorada de esos molinillos , astas de molino..o Pinwheels , me encantan...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Valla aventura que has pasado para hacer tu colcha, jeje ahora toca disfrutar de su calorcito este invierno... Besos

    ResponderEliminar
  10. Genial, genial, genial!!! te ha quedado del 10!!!
    Ya sabes que la costura es mi asignatura pendiente, pero te llamaré para resolver dudas. Un besote.

    ResponderEliminar