miércoles, 28 de mayo de 2014

Que bonita la vida



…Y es que, estaréis conmigo en que no hay nada más bonito que la llegada de una nueva vida a  la nuestra, de una vida que estará ligada a nosotros por mucho que hayan cortado el cordón umbilical. ¡Y ese olor…! que es capaz de impregnarlo todo con su aroma. Una vida, que llena tu casa de colonia infantil, ropa diminuta, horas sin dormir, biberón que viene, biberón que va, o quizás, el complejo de Afrodita-A  que te entra ja, ja, ja
Pero todo, absolutamente todo… ¡Vale la pena!
Ahinsssssssss que envidiaaaaaa! Y es que a una, para según qué cosas, ya se le paso el arroz, aunque siempre hay experiencias positivas por tener. ¡Jolines…! puede que corte el rollo sentimental o todavía me entra a mi la depresión pos-parto ja, ja, ja.

  
Experiencias..., como esta que acabo de terminar, una tarta de pañales personaliza. Creo que es un regalo de lo más útil puesto que no hay nada que se consuma mas durante los dos primeros años de un bebe.


He disfrutado mucho haciéndola, añadiéndole detalle, liando pañales... ¡ya no recordaba ni cómo eran!
Espero que a Victória y a su mami les guste tanto como a mí.
Enhorabuena a toda la familia, en especial a su abuela y a su bisabuela , que me consta están que se les cae la baba, ¡si es que esta niña es una suertuda…!
Besos

6 comentarios:

  1. Es una cucada de regalo, ademas de utilisimo, te ha quedado muy bonita la tarta y muy importante, lo que has disfrutando preparándola y recordando.

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado una tarta chulísima con ese muñeco tan simpaticote!!!
    besos

    ResponderEliminar
  3. Has hecho una entrada preciosa,
    tanto por tus palabras llenas de
    sentimiento como por el regalo
    que has preparado.Me encanta.
    Besos.
    Chary :)

    ResponderEliminar
  4. ¡preciosa la tarta y la entrada! un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Una entrada muy emocionante, me ha encantado ahh y la tarta, es super bonita.
    Besos.

    Cande

    ResponderEliminar