sábado, 14 de septiembre de 2013

...y ahora!

¡Venga, cada mochuelo a su olivo!





Parecia que no iban a llegar y ya se han pasado y todo. Ahora a volver a la rutina, cada uno a sus quehaceres diarios y a esperar que llegue el próximo verano. Solo un pequeño matiz…necesito unas vacaciones para descansar de las vacaciones, ¡Dios mío!, si me he recorrido la Seca, la Meca y el Cañaveral… 


Durante las vacaciones mis pellejas asistieron a un taller de “cristal fusyng” y mirad que chulería. Yo también quise asistir, pero la monitora me dijo que aunque no lo aparentaba, me pasaba un poquito de edad, el tope estaba en 15años, solo unos poquitos menos de los que tengo.
Pero sin en cambio, he disfrutado con mis trapos e hilos ¡y de qué  manera! ja, ja, ja… poquito a poco os lo enseño, pero antes, he de poner orden en mi cámara no sea que se me cuele alguna de esas fotos indiscretas, en topless o en la playa nudista que ya se sabe que  internete tiene mucho peligro y como una tiene un cuerpo 10 la secuestran y a mis niñas aun les hace falta su madre…ja, ja, ja…
Besos.














5 comentarios:

  1. Si señora! a comenzar rutinariamente, mal que nos pese!

    ResponderEliminar
  2. Jajajjajaa es lo que tiene estar buena.
    Me alegra que tus vacaciones hayan sido movidas. Las mias todo lo contrario, así que ahora las necesito otra vez.
    Si es que no sé por qué no duran dos meses, sería lo suyo. Uno a todo tren y otro para descansar o viceversa, jajaja.

    ResponderEliminar
  3. ¡si es que la vacaciones son cansadísimas, pero se disfruta un montón! un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por esas hermosas piezas de cristal.....

    ResponderEliminar
  5. A mi me pasa lo mismo.... las vacaciones me matan!!!

    ResponderEliminar