martes, 8 de enero de 2013

¡Anda pa ya... que ya esta bien!



Se acabaron, ¡por fin! las Navidades, antes no me gustaban nada, las encontraba muy tristes, pero desde que nació mi hija pequeña pocos días antes de Navidad parece que se me cambio el chip y las disfruto de un modo más positivo, supongo que ella es la culpable. Como buena Sagitario le encanta ser el alma de la fiesta, este año la he querido sorprender (tarea arduo difícil, ¡la puñetera, sabe latín!) con una tarta de cumpleaños y aprovechando las fechas le he colocado encima unas Poinsettias de Fondant, le encanta que la compartamos con la familia razón por lo que la llevamos a casa de los abuelos la noche de Nochebuena y solo con que le canten el Cumpleaños Feliz ya disfruta.


Ahora recuerdo a que se debe que el pantalón no me quede como antes, ja, ja, ja…
¡Hala!, ahora a darle a la verdura que en plena cuesta de Enero no viene nada mal.
Besos.










1 comentario:

  1. Madre mía que pinta tiene esa tarta!!
    Las navidades ya sabemos que son de los peques, pero y lo felices que nos hacen ellos a nosotros verdad?
    Felicidades a tu peque aunque ya hayan pasado unos días.
    Del tema dieta no hablo, que me he propuesto no nombrar cosas desagradables este año ;)

    Besos

    ResponderEliminar