martes, 31 de julio de 2012

Oveeeeeeja Country

Haciendo un poco de limpieza entre mis trapos y tratando de poner orden allí donde es imposible, (y todas a las que os gustan estas cosas me entendéis mas que de sobras), he ido tirando retales de esos que piensas que nunca harás servir, entre ellos esto:



Pues siiiiiiiiiiiiiiii los he vuelto a recoger de la papelera, ¡si es que no tengo remedio!...bueno si tengo Remedios, mi madre, pero ella de esto es mejor que no se entere porque me diría lo de siempre: "¡La madre que te parió hija mía es que lo guardas tooooooooo y la de trastos que tienesssssss!"(como si la ollera), y yo, también le diría lo de siempre: "Mama y lo bien que le va a los demás que yo tenga tantos trastos, que cuando les hace falta algo siempre vienen a mi, que seguro lo tengo, ¡eh, eh ,eh...!".
A ella le enseñare los mismos retales pero con mejor presencia, que ya tiene una edad y no quiero que me coja "inrritaciones", se los mostrare tal que así:


Y es que esta tarde he hecho esta oveeeeeeeeeeeeeeejita country, con su cascabel, sus flores, ¡muy coqueta toda ella!, le he puesto un poco de paja para que vaya abriendo boca.
Quería hacer un totorial  pero creo que Chelo en su blog lo explica divinamente, además ofrece también los patrones.
Ahora voy a seguir con el orden. Me han quedado estos retalillos ¿creeis que les podre sacar probecho, o los tiro? ja,ja,ja...



Besos.








jueves, 26 de julio de 2012

La princesa y el guisante


Había una vez…
Una niña que en las noches estibales salía a pasear con su madre (de día y a 38º la mama, como que pasa un poquito de salir). En las largas caminatas las dos recorrían el pueblo hablando y hablando (bueno la única que hablaba era la niña, porque a la madre le costaba meter baza).
Las calles con gente sentada al fresco, las terracitas llenas (la crisis, es lo que tiene…).
Todos los días pasaban por el escaparate de una tienda de labores y miraban y miraban los trabajos allí expuesto, había uno que llamo especialmente la atención de la niña, ¡que mona!, exclamo. ¿Mama por que esa muñequita esta sentada encima de tantos cojines?, ¿Por qué en el ultimo cojín hay una bolita? ¿Por qué lleva una corona? . La madre permanecía callada esperando el momento de poder hablar, porque la niña era una ametralladora. La madre le explicó (cuando pudo) que esa muñequita era la “prota” de un cuento “La Princesa y el Guisante”... y aquí es donde la madre se da cuenta de que va a poder rajar un rato, porque por supuesto la niña le pide a su madre que le explique el cuento y todos sabemos que los adultos solo llegamos a la mitad de los cuentos, ya que  llegados a ese punto nos hemos quedado dormidos, (el niño no, el niño te despierta y te pide que le cuentes otro). Bueno pues, que la madre salvó el pellejo como pudo, cojió a la niña de la mano y se la llevo a casa a dormir que le había dado sueño (a la madre, no a la niña). La niña seguía con su rollo y la muñeca y el guisante y.... Al llegar a casa le dice: la muñeca es bonita, pero si la hicieras tu, aun seria mas bonita....Siempre me deja "pilla", ¡La madre que la...!
Hoy es Santa Ana y por tanto el santo de mi pelleja chica (la llamo así cariñosamente).
Su nombre lo escogí mucho antes de pensar en tener otro hijo y es que desde niña me gustaba, lo encuentro muy sencillo y dulce. Al padre de la criatura no le acababa de gustar, decía que era muy corto…,(Cariño lo que hay que tener largo no es el nombre, es… la cuenta corriente, y al ser posible mmm… ¡vamos ha dejarlo!).
Viendo la gracia que le había hecho la princesa he pensado en hacerle una para sorprenderla y la verdad que me gusta el resultado.
Una Princesa para mi Princesa.


En un principio pensé en hacerla mas en tonos pastel pero sobre la marcha y en función de las telas que tengo a quedado así:


La tela del cojín de arriba era de un vestido que tenia ella de pequeña y que heredó de su hermana (ya sabéis que yo no tiro nada), así le da un toque mas personal.
La carita se la he pintado con acrílicos, creo que le ha quedado muy de Princesa. 


Este primer plano no me preguntéis como lo he hecho porque no lo se ni yo, ¡como fotógrafa no me ganaría la vida!


Por supuestisimo, también le he colocado el GUISANTE y de color verde además, que el de la tienda era blanco y los guisantes son verdes no blancos..., ya sabéis como son los niños, se fijan en todo.
Pues colorín colorado.....

                                                      ¡Feliz día de tu Santo Ana!


Besos.








jueves, 12 de julio de 2012

Pasbu de ese

Hoy es el cumple de mi madre, una de mis fans en lo que a labores se refiere (sera porque a ella no le gusta hacerlas). Desde que me adentre en el mundo del Patchwork me anda diciendo que le haga unos cojines de "Pasbu de ese", ya hace tiempo que los tenia comenzados pero por motivos varios no los acababa, he creído que esta era una buena ocasión para darles el ultimo empujoncito y ¡por fin...! los acabe.


Como podéis ver los colores son muy vivos, tal como le gustan a ella y sobre un fondo negro aun resultan mas llamativos.



Esta mañana y tras cantarle el Cumpleaños Feliz se los han entregado mis niñas, le han gustado mucho y creo que no se lo esperaba, así que la sorpresa a sido tal.

                                                    ¡Feliz Cumpleaños Mama!


Besos.

lunes, 9 de julio de 2012

En la fiesta de mi barrio

Este fin de semana se han celebrado las fiestas de mi barrio y dentro del programa se incluye una exposición de los trabajos que se realizan en el taller.
Las chicas del taller han aportado cada una un poquito de sus trabajos.

En esta foto se ve el maravilloso chal de Sagrario, nuestra Sagra.¡Gracias! lucio espectacular.

 Este pañuelo es una de las primeras labores que realizo Pepi, fue un regalo para su hija Pilar en el día de su santo, Gracias a ti también.

  Los pañitos son de Carmen, a la que últimamente parecen que le han puesto las pilas esas del conejito porque esta que no para.

  El salvamanteles de Mercé, la puntilla que le puso es la primera muestra que se suele realizar en bolillos, ¡muy buena idea!

  
La flor de solapa de Estrella, sustituyó las hojas de guipur  por piedras de Swarovsky el resultado es ¡Fantastico!

 
 LOS PERROS de Julia. Y en mayúsculas, no podéis haceros una idea del trabajo que llevan, pero lo ha conseguido. ¡Enhorabuena!.

 
Las pulsera de Montserrat una para cada una de sus hijas y su nuera. ¡Anda que no están contentas!.

 
En este... ¡lo siento, me toca babear un poquito!, es el de mi niña es el cuarto punto de libro que realiza utilizando el mismo patrón, pero cambiando el color del tulipán y además lo hace solita. Claro, de tal palo... ja, ja,ja ... ya os dije que babearía.


Y por último y como mandan los buenos modos...(para eso me mando mi madre a colegio de pago) el mio, ya os lo mostré en otra entrada pero no se si es porque se quedo quieto, o quizás puso su mejor cara pero creo que ha salido mas favorecido, porque por lo buena que es la fotógrafa ya os digo yo, que no ha sido ¡que se le va a hacer, no puedo saber hacerlo todo!.
Como se que alguna de mis chicas me lee (y algún que otro marido también) quiero daros las gracias desde aquí, no solo por prestar vuestros trabajos para que esta exposición fuese un vez mas un éxito al igual que las anteriores, sino por mantener la armonía y el buen royo en el taller, sin todas y cada una de vosotras no seria lo mismo.

¡GRACIAS A TODAS, SOIS GENIALES!