domingo, 26 de febrero de 2017

Carnaval 2017



¡Hola chicas…!
Una vez más y como cada año a principios de Febrero hago la pregunta del millón: ¿Este año vais de Carnaval? No creo mama, mis amigos no se disfrazan y para ir yo sola. ¡Ya…!
Y como cada año… la última semana… a correr como una loca con los disfraces ¡Dios mío…!
Entretanto, me salió un trabajito “extra” con el que he disfrutado como una loca.


Maria, mi sobrina, quería ir disfrazada de princesa, pero no una princesa al uso, no, de princesa de Mewni reino que por lo visto, está en otra dimensión, de ahí que yo no tuviera ni repajolera idea de lo que la chiquilla me estaba explicando. Star Butterfly es el personaje principal de la serie Star contra las Fuerzas del Mal. 


Esta princesita se ve que es de “pronostico reservado” y se conoce que la criaturita debió liarla parda porque sus padres, en un arrebato de esos que nos dan a veces a los padres, decidieron enviarla a la Tierra a una casa de acogida y la niña entro a formar parte de la familia Diaz (lo que vulgarmente se llama endiñarle el marrón a otro). Posee una varita mágica con la que puede hacer realidad todo lo que se le pasa por la cabeza aunque no la domina del todo. ¡Vamos, que la niña tiene más peligro que Urdangarín jugando al Monopoly!
Y el Jueves ¡por fin…la sorpresa!
Mama he quedado con mis compañeros y el Sábado vamos de Carnaval, queremos ir de los personajes de Grease. 
Muy bien cariño, ahora tu madre le pide un momento la varita mágica a tu prima y en dos meneos listo. ¿Por qué… por qué?  


Bueno pues, no sé si ha sido la varita o la voluntad que una pone pero este ha sido el resulto. El vestido es una monería y es que la moda de los años 50 era de un femenino excepcional. ¿Os gusta?
Besos





martes, 14 de febrero de 2017

San Valentín 2017



¡Hola chicas…!
Después de varios días intentando hacer una entrada, ¡por fin! encuentro el ratito para hacerlo.
La verdad es que tampoco he tenido demasiado tiempo para dedicar a mis chorraditas. Aun así, he aprovechado unos bordaditos que tenia y que me venían muy a cuento para el día de hoy, San Valentín. 

  
Empezaremos por este corazón muy rollo pastelero y que yo he convertido en un perfumador de armario.


Con este otro he decidido hacer un Pinkeep, artilugio que no tengo ni idea que finalidad tiene a excepción de la meramente ornamental. Esta vez, lo voy a utilizar para desearle a “mi churri” un Feliz San Valentín, que aunque a el no le van los rollos románticos ni el azúcar ya se sabe, que con los años, una coge confianza y si hay algo que sabes le molesta se te despierte ese diablillo interior que todas tenemos y allá que vas Jjj…


Para terminar, un pequeño pañuelo de encaje que hace tiempo que acabe y que esperaba encontrarme con el valor necesario para coserlo y por tanto darlo por finalizado. Conseguir que esa costura quede lo más discreta posible es todo un reto y aunque creo que progreso adecuadamente, también creo que necesito mejorar. Pero eso... lo hará la práctica.
Besos