domingo, 22 de enero de 2017

Cosas de invierno


¡Hola chicas…!
¡Vaya frío que tenemos! 


Quizás sea lo que me animo a coger de nuevo las agujas de calcetar y a realizar estos calcetines tan calentitos. En un principio eran para mí, pero resulta que no había llegado aún al talón cuando “mi churri” se percato de lo que hacía y me soltó a bocajarro y sin esperármelo… ¿son para mí? Creedme que esto viniendo de el, es un alago, por regla general la pregunta es ¿otro trasto? Jjj… Así que, seguí tejiendo y… Si cariño, son para ti… Jjj…


Por otro lado también he estado dándole a los bolillos. Esta vez un colgante en punto de filigrana que ha su destinataria le ha encantado. ¡Me alegro, esa era la intención!


Y ya para mí, os enseño mi desayuno, muy de invierno. ¡Migas extremeñas, Dios como me gustan! La receta es de mi madre y aunque yo las hago tal y como ella me ha explicado las migas de mi madre son…”las migas de mi madre”.
Besos



sábado, 7 de enero de 2017

Noche de Reyes

¡Hola chicas…!
¿Qué tal han ido las fiestas?, espero que bien.
Las mías de lo más intensas, aunque para intensa, la noche de Reyes.
Yo no sé si a muchas de ustedes les ocurre lo mismo, pero resulta ser, que en mi casa hay “Reina Maga”. Bueno, “Rey Mago” también, pero ese, en cuanto termina la Cabalgata y se mete entre pecho y espalda un chocolate con churros para mitigar el frío que ha pasado esperando que sus Majestades lleguen de Oriente, hacia el único sitio que “orienta” sus pasos es hacia la cama y ahí te quedas tu con to’ el tinglao’, ¡Mi Reina!
Las chicas por supuestísimo quieren ver una “peli”, aunque tienen más sueño que La Bella Durmiente en una fábrica de agujas. Total, que la “Reina Maga” se arma de paciencia y a esperar… ¡a que la saquen de quicio! Porque cuando por el rabillo del ojo ve que están pegando cabezazos, pega un berrio’ y todo el mundo desfilando hacia el sobre.
Llega el momento de empezar su trabajo y liar, envolver, pegar, colocar, pensar... ¿dónde escondí esto…? ¿dónde puse lo otro…? ¿lo he puesto todo…? ¿los nombres están donde corresponde…? ¡Aaaaaaaaaaaaaah, Dios mío!
Total, que a las tres menos cuarto de la noche, “La Reina” esta ya hasta el mismo “perrengue” de tanto papel de regalo, cintas, tijeras y demás fornituras. Así que, me cogí la botella de anís y la bandeja de los polvorones y me tome una copita a mi salud… ¡Por lo bien que lo he hecho! A las seis de la madrugada me desperté en el sofá, la botella de anís vacía… ¡la madre que par**… a los Reyes Magos, se han trincao’ el anís y san’ pirao'! Jjj…


¡Bueno… por lo menos me han dejado algo! Jjj… ¡Buf… me duele la cabeza…!
Besos.