domingo, 20 de septiembre de 2015

Mariposas


No sé si a vosotras os pasa, pero a mí, en cuanto llega la primavera me entra la necesidad de llenar la casa de luz y alegría. En un principio pensé en comprarme una guitarra pero dado que mis conocimientos en música no van mas allá de tocar la pandereta en Navidad (y eso después de los brindis, que la gente ya no distingue entre un “sol” o un “la”… jjj), pensé que mejor buscaba algo a lo que le pudiera sacar provecho y no fastidiarle las siestas a los vecinos.
Desde luego no tuve que buscar demasiado, ya hacía tiempo que le tenía yo echado el ojo a una pared blanca total, que lo que es luz…tenía mucha, pero alegríaaaa… ninguna.
Enredando entre mis archivos de bordado me tope con unas mariposas ¡monísimas de la muerte…!
Todo ha sido cuestión de paciencia y no querer hacerlo todo el mismo día…
Combinar colores, tamaños y disposición hasta conseguir algo que me gustara…


El resultado, una explosión de color y alegría que ríete tu de la Caravana del Orgullo Gay (con todos los respetos a los Gays, que yo también tengo un amigo…), ¿o no?...ja, ja, ja… 


Ya metida de lleno en “la juerga”, seguí con el bandó de las cortinas una voluta aplicada y unas mariposas le pusieron el toque de color ya que el visillo es de color marfil.


Las mariposas quedan todas al aire lo que creo le da un toque… diferente…                                                
Después unos cojines combinado telas, motivos y colores...

Este último de punto de cruz que hice hace muuuuucho tiempo y que me encanta…
¿Os gusta el resultado…?
Besos

martes, 15 de septiembre de 2015

...y vuelta a empezar


¡Hola chicas… y chico!
Ya hemos empezado un nuevo curso, hemos estrenado mochila, fundas de agendas (que me ha tocado retocar, porque al profesorado este año le ha dado por reducir el tamaño ¡ debe ser el efecto “recorte en enseñanza”! ¡Y Dios quiera se quede ahí !), ya todos nos levantamos contentos y felices a la siete de la mañana  (que te asomas al balcón y no han puesto ni las calles), pero… ¡En fin, es lo que hay!.
                        


Hablando con mis pellejas e intentando poner orden en su armario, nos aparecieron las bolsas que les hice cuando comenzaron en el parvulario… ¡Madre mía cuanto tiempo… unos quince años…!
Una, a cada una, por aquello de “la pelusa”. Si hay algo que me hace sufrir profundamente son los celos y envidias, el daño que hace a quien la sufre y a quien la padece, ¡Y ceerme que se lo que digo!.  Siempre he intentado inculcar a mis hijas que una madre quiere a todos sus hijos por un igual, pero en ocasiones se vuelca mas en uno u en otro en función de la necesidad de ese hijo y no por ello deja de lado al otro.           

       
La mayor necesito un cojín para sentarse en el suelo y le pinte este patito, la bolsa la utilizabán para llevar una muda de recambio, por si los esfínteres les jugaban una mala pasada. La pequeña no necesito el cojín, pero si la bolsa para los mismos menesteres, aunque nunca la utilizo y eso que era la más pequeña de la clase jjj.
¡Que os parecen?
Besos






domingo, 6 de septiembre de 2015

Volver a empezar



¡Hola chicas… y chico!
Después de pasar horas organizando nuestras vacaciones lo primera era buscar donde dormir.

Este año estrenamos roulot jjj.
Es solo un prototipo… ¡Pero todo se andará! jjj. De momento en esta solo me caben unas tiritas, paracetamol y algunas cosillas de primeros auxilios.


Nosotros preferimos dormir aquí… por cuestión de espacio, más que nada… 


Sin pretenderlo este año me han salido de lo más salvajes y es que yo creo que si organizo un safari, no veo tanto “animalito” como he visto este verano. Cebras, elefantes, el padre de Bambi, Timón, la Madre y tía abuela de Simba, el grupo acompañante de Lola Flores. Esta ultima no sale en la foto, la mujer declino la invitación por estar, según nos dijo, "algo indispuesta" jjj


Por supuesto ha habido playa…


¡y qué playas…!


¡PRECIOSAS!. 

Ratitos para descansar con vistas impresionantes… 

 Mires hacia donde mires...

Otros para babear, con labores de una finura exquisita…
Pero… todo lo que se comienza se acaba…
Ahora toca afrontar un nuevo curso con nuevos retos, nuevos proyectos y a ser posible acabar alguno se esos trabajos que quedaron a medias…
Espero que vosotras también hayáis tenido un buen verano.
Besos