domingo, 19 de enero de 2014

Tapón para el jabón



¿Recordáis cuando de pequeños nos decía nuestras madres a voz en grito...?
¡Lavaros las manoooooooooooos que vamos a comer…! Y nosotros nos las lavábamos… o no… según el arte que cada cual tuviera para escapar del consabido pellizco como tu madre te viera las manos con mas porquería que el palo un gallinero y tocando el pan.

Pues bien, en aquellos entonces el jabón para manos era poco menos que del Lagarto y debía de ser de un lagarto que se comía todas las bacterias habidas y por haber porque yo jamás vi al lagarto mareao y vomitando.
Ahora nos hemos vuelto muy modernos… y paranoicos  ¡también! Por eso en cuanto mis niñas vieron ese aparatejo NO TOUCH de jabón liquido antiséptico para piel sana ¿…? que te dispensa el solito el jabón a poco que te vea venir, no dudaron en darme la barrila hasta que lo compre.
El jodio aparato esta ideado para que no puedas rellenar el contenedor y te veas obligado a comprar las recargas, que por supuesto, tienen un precio… “muy tentador”, ¡vamos! que con lo que cuesta la recarga te pagas un seguro de vida por si te atacan las bacterias y sales ganando, ¡por lo menos eso que pillan tus herederos!, se conoce que los agentes mata bacterias vienen todos armados con un Kalashnikov.
A todo esto, me veo a mi marido (que es capaz de sacar aceite de una zapatilla) taladro y broca en mano enredando con el botecito y esto es lo que hizo

Y… como cuando me case con el, el cura dijo pa´lo bueno y pa´lo malo pues hay me puse yo a echarle una mano porque el botecito ahora se puede recargar, pero el topón queda hortera que tira pa´tras
 


Cogí mis fieltros, aguja, hilo, abalorios y mi pistola de silicona (que no matará las bacterias, pero si las acojona un poquito ya me vale) y...


...  esto es lo que se me ocurrió. ¡Espero que os guste!.
Besos. 


domingo, 12 de enero de 2014

Chorraditas navideñas


¡Hola chicas… y chico! ¿Qué tal los Reyes?
Tras el paréntesis de las Navidades volvemos a la rutina ¡a Dios gracias! Una tiene ya una edad y eso de trasnochar termina por pasarte factura ja, ja, ja...
Hoy os enseño algunas  de las chorraditas que hicimos para esta Navidad, y digo hicimos porque en mi casa últimamente parece que tenemos montado un taller de chinos trabajando en cadena ja, ja, ja…


La víspera del último día de cole mi pequeña me dice que quería obsequiar a sus amigas con algo que no fuera una tarjeta navideña puesto que ese detalle ya se les había ocurrido a ellas, bueno… por eso y porque me lo dijo a las once de la noche con lo cual no había posibilidad alguna de conseguir tarjetas o algo que se le pareciera, ¡mi niña es que es así de previsora!
Rebuscando entre los cientos de trastos que tengo salieron estas casitas para meter chuches que nos parecieron de lo más apropiado así que ¡hala…! recorta, monta, pega y deja listas para el día siguiente. Por supuesto la tuve currelando hasta que se acabaron ¡faltaría plus!


También estuvimos trasteado en la cocina, con el horno, la harina, los huevos..., ¡muy divertido!, lo repetiremos, somos conscientes de que hay mucho que mejorar en la decoración y porque estas galletas están divinas. 


Además hicimos este topiario que es una labor superfacil y de lo mas resultona.


Estuvimos bordando, para personalizar estas bolsas con los nombres de sus destinatarios y que los Reyes Magos no se confundieran.


Bolilleando para desearle una Feliz Navidad a una “amiga invisible” y que ahora ya no lo es.

Total que porque una dice basta porque a mí este mundo ¡es que me pierde!
Besos




domingo, 5 de enero de 2014

Queridos Reyes Magos:



Hoy la noche mas mágica de todas y para mí la más bonita, me encanta ver las caritas de ilusión de los niños esperando en la Cabalgata ver a los Reyes ¡Santa Inocencia!



Recuerdo cuando yo era pequeña y me trajeron mi primera máquina de coser, ¡madre mía! el mosqueo que pillaba cada vez que tras coser algo y querer cortar el hilo la costura se deshacía porque en la parte inferior del tejido lo que hacía era una cadeneta, nada que ver con las maquinas de coser de juguete de ahora que traen su canilla y todo ja, ja, ja ¡que recuerdos!


WhatsApp a los Reyes Magos: Vosotros venid que ya os explico yo lo que quiero

Yo este año he pasado de carta, ahora los Reyes están al día en lo que a tecnología se refiere y preferí mandarles un WhatsApp es más rápido y como se pueden incluir imágenes y una imagen vale más que mil palabras… ¡pues eso!
Bueno chicas que os traigan muchas cositas vuestros Reyes. Yo... ¡la semana que viene os cuento!
Besos