lunes, 25 de noviembre de 2013

Va de trapos

Hoy os hago un tuto de una muñeca hecha con trapos de cocina. He de decir que la que aparece en la imagen, aunque es mía, NO la he hecho yo y no me parece ni ético ni justo apropiarme del trabajo que hizo otra persona.

 

Se necesitan cuatro trapos de cocina, dos de ellos iguales y como podéis apreciar en la imagen, de color claro, los otros dos como queráis, además una bola de porexpan de unos 10cms de diámetro, dos alfileres con cabeza negra, cinta de raso aproximadamente 1,50cms y una goma elástica de esas que vienen con el pollo o con los huevos (de la gallina, no del pollo que ¡bastante tiene ya el pobre!)




En primer lugar cogemos la bola y la ponemos en el centro del trapo que hayamos elegido, lo sujetamos con la goma procurando que  quede bien estiradito para que así nuestra muñeca tenga el cutis como si acabara de inyectarse una sobredosis de botox. Le pinchamos los dos alfileres negros a modo de ojitos.


A continuación hacemos dos rollos con los dos trapos de color clarito y con la cinta de raso les hacemos unos lacitos en los cuatro extremos.


 Ahora juntamos los dos royos y con otro trozo de cinta los anudamos juntos, un poco más arriba de lo que sería la mitad.


Seguimos  haciendo un ángulo recto con los rollos y los ponemos entre las dos telas del trapo con el que hicimos la cabeza y con otro trozo de cinta lo atamos todo junto.


 Observareis que se forma el vestido de la muñeca.


Ya solo nos queda poner el ultimo trapo, lo doblamos en cuatro y se lo ponemos a modo de pañuelo tal que abuela del anuncio de la fabada (no hace falta que os de más datos, ya sabéis de que fabada hablo, que se yo, que más de una cuando viene su Paco a comer se seca los sudores de las tres horas que se ha tirado en la cocina).


¡Pues hala!, ya esta lista, no me digáis que no es una forma original de regalar unos trapitos de cocina.


Espero que haya quedado todo clarito y os guste. Ya os digo que a mi ¡me encanto!
Besos.
























domingo, 17 de noviembre de 2013

Julita



Os acordáis de “la Sita Mª Carmen” (fue tres entradas antes, así que si no os ha atacado el alemán ese que lo esconde “to” seguro que si), pues hoy os enseño a su madre (a la madre de “la Sita”, no del alemán).


Julita es "del gremio" y lo mismo vale pa´un roto que pa´un descosió. Aquí la he caracterizado con su canasta de lanas pero podría haberle añadido mil y un apero de labores ya que maneja otras tantas.


El pasado día 7 fue su cumple y este fue su regalo. 
¡Felicidades Julita!
Besos.


PD: Soy plenamente consciente de que las fotos dejan muuuuuuuuucho que desear, pero… ¡es lo que hay!