martes, 29 de octubre de 2013

Por los muertos



Y es que esta semana es lo que toca, acordarse de nuestros muertos, cada uno de los suyos, por supuesto, ¡faltaría más!. Si, ya sé que dicho así es un tanto mal sonante, pero… ¡a ver quien lo discute!.

 
  
Y es que en este país de charanga y pandereta, es oír la palabra “fiesta” y nos apuntamos aunque sea a una ronda Aspirinas. Desde luego esta fiesta es un tanto curiosa y lianta porque mientras unos piden independencia y otros quieren españolizarnos, los que más, celebran Halloween que no puede ser mas americano ¡ahí, haciendo patria!


Yo no suelo celebrar ni lo uno ni lo otro pero procuro ponerle algo de gracia y como decía aquel “el muerto al hoyo y el vivo al bollo”… o a los panallets como es mi caso, ¡buenísimos!. 
También es época de castañas y calabazas, y estas mías son de la variedad light.
 

¡Venga chicas, a la fiesta!, y que los muertos (los vuestros o los míos), nos esperen muchos años.
Besos.

miércoles, 16 de octubre de 2013

…yo ya avise



…y es que los refranes tienen todos su parte de razón y sino mirad:


Ooooooooooooootro bolso ja, ja, ja...
Por motivos que ahora no vienen al caso he hecho esta Valisette. Hacía tiempo que la tenía en mente pero la mayoría de las ocasiones me retengo de hacer esto o aquello porque en mi casa YA NO CABEMOS.


Esta vez, mira tú por dónde, encontré la escusa perfecta, hice de paso una bolsita a conjunto para la ropa interior, aun me ha sobrado algo de ropa por lo que no descarto aumentar el conjunto, lo dicho que los refranes…
Todo el conjunto está realizado en tela de lino con estampados en marrón chocolate, por dentro le he puesto una tela de algodón coordinada con el exterior que le da un toque más dulce.
 

En el tirador de la cremallera le he puesto un tirador (valga la redundancia) en forma de trapecio, el que traía la cremallera que compre era muy chiquitín y un poco más grande es mucho mas cómodo.
Espero que os guste.
Besos

sábado, 5 de octubre de 2013

Tercera terapia… cuando el tonto coge la linde…



…la linde se acaba y el tonto sigue.
 

Y eso debe ser lo que me paso a mí. Comencé por unir tiras para transformarlas en un bolso para mi hija mayor y si me descuido monto una sucursal de Misako. 


Este es muy sencillo pero resultón.

  
Por dentro suelo ponerles un par de bolsillos y una tira con un mosquetón para colgar las llaves y no andar rebuscándolas, ¡Va de fabula!

  
Este otro es de mi pequeña, una presumida “de cuidao” y ahora súper grande que ya va “al insti” ja, ja, ja… Con los restos le hice un portamonedas donde guarda las vueltas del pan, que se cree ella que no me doy cuenta ja, ja, ja…


Y ya puestos uno para mi, total ya tenía la habitación donde coso hecha unos zorros que más daba unos cuantos trapos mas. Desde luego no es mi estilo pero he de reconocer que es muy cómodo de llevar cuando vas de “shopping” como se dice ahora, o lo que es lo mismo “a gastar” que es justo lo que diría mi marido.

Bueno pues en lo que a terapia  veraniegas se refiere creo que hasta aquí hemos llegado, el loquero ya se ha dado cuenta de que no tengo remedio y es que a mí me vuelven loca los trapos, los hilos, los botones, los bolillos...ja, ja,ja…¡que se le va hacer algún defecto tenia que tener una! ja, ja, ja...

Besos.