domingo, 19 de febrero de 2012

En mi casa no comemos...

Y poco falto...
Hablando con mis niñas del carnaval, no nos poníamos de acuerdo si ir  "A VER LA RÚA" o no, la pequeña que no, la mayor que si y la madre que las parió temiéndose lo peor...
La pequeña tiene disfraz, "no problem"... la mayor... "Hiuston, me parece que si...tenemos un problema" y ¿para que están las madres?, si no es para romperse los cuernos en complacer a sus hijos y así vivir pensando que el día de mañana no te llevaran a una residencia.
Eran las 11am zulu aproximadamente y tras un ratito de romperme los susodichos la inspiración y San Internete vino a mi...



Mide, corta, cose, prueba, plancha y el tiempo que avanza ... y a las 15,30h. este era el resultado...



Un traje de romana que ya le hubiera gustado lucir al mismísimo Julio Cesar y eso, que supuestamente, no era travestí, pero ya se sabe que ¡una mala noche la tiene cualquiera!.
Mi niña quedo supercontenta y es que aun esta en esa etapa en la cree que su madre es como el Super glue 3 o 16 (por lo menos) que lo arregla todo ¡Santa Inocencia!.
A la pequeña solo tuve que maquillarla, pero no creáis que es de las de raya y un poco de rimel, no, ¡halaaaaaaaa! aquí a lo grande, ¡que para eso tiene una madre!.
 


Por supuesto terminado el trabajo tuvieron que colaborar si querían comer... y es que como diría mi madre... ¡En mi casa no comemos..., pero bien que nos divertimos!
Besos